RSS

Archivo de la etiqueta: neandertal

El Útero de la Osa, la Matriz del Universo.

Por Marie Cachet

Debo primero, como introducción, contaros una historia, un secreto aparentemente bien guardado…

Había una vez, hace mucho tiempo, antes de la aparición de todos los mitos conocidos, en la que todos los niños, chicos o chicas, no tenían ningún nombre, no eran nadie, únicamente una criatura en evolución, una criatura inmadura, al igual que los cachorros del oso recién nacidos. Cuando se volvían suficientemente valientes, un otoño, hacia finales de Octubre para los tiempos modernos (Halloween), generalmente entre los 6 y los 10 años, ellos tenían que encontrar y seguir a una osa hasta su madriguera. Este episodio era aterrador, ellos iban allí solos. Ellos la llevaban miel, o pasteles de miel (es decir panales). Iban hasta allí enmascarados o disfrazados de pájaros, de modo que la osa no los viera como una amenaza.

forebears1
Forebears, panales.

forebears2
Forebears.

forebears3
Forebears.

Tenían solamente una lámpara de aceite o una antorcha para iluminar, y estaban entrando en una cueva desconocida. Descendían al útero del mundo, excavado por el agua subterránea, el líquido amniótico del mundo, para ser revividos como una criatura real, una persona entera, para encontrar un nombre.

forebears5
Forebears.

Esas cuevas estaban decoradas con dibujos de animales, las cuales, con el fuego que los niños llevaban en las manos, estaban bailando, moviéndose, galopando. Todos esos animales les acompañaban al inframundo.

lascaux1
Lascaux.

También había huellas y rastros, y agua, mientras entraban en el agua, para renacer.

lascaux2
Símbolo del agua, río, Lascaux, Francia.

lascaux3
Caballo en el agua, Lascaux, Francia.

merle1
Caballos salpicando, Pech Merle, Francia.

(veremos más tarde por qué el caballo está particularmente asociado con el agua).

El primero que había dibujado en los muros de las cuevas, era el propio oso, que solía hacer marcas de garras, visibles en la caliza. Esas marcas indicaban al niño que el oso había estado allí, y que él/ella había seguido el camino correcto. Con el tiempo, esas marcas o impresiones fueron grabadas o pintadas en las paredes por los humanos. El niño descendía al inframundo, para encontrar su cuerpo muerto, y en especial su corazón. Él o ella escogía quién quería ser, su héroe o heroína, quién era él o ella. Era a aquel cuyas hazañas, relatadas por su familia, fueran las más impresionantes, fueran las más honorables de todas, al que él o ella reviviría, ya que él /ella era asímismo la persona admirada (los niños de hoy, que están genéticamente programados, tienen siempre una época en la que son “fans de”… este deseo de semejanza es único).

garras
Marcas de garras de oso (35.000 años), Bara-Bahau, Francia.

garras2
Signo cuadrangular: huella de oso, Lascaux, Francia.

garras3
Por encima del caballo, huella de oso, Lascaux, Francia.

garras4
Huella de oso en la arena.

garras5

Cuando él/ella estaba fuera de la cueva, él/ella tenía que ir a exhumar a esa persona. Él/ella cogía su fémur (hueso del muslo, en donde reside la arteria femoral) porque este es el fémur que simbólicamente transporta a la persona; él/ella se llevaba su corazón, materializado por una piedra en forma de corazón, que reposaba en su pecho; y también él/ella se llevaba la cabeza.

Él/ella se convertía así en un enano, es decir en un niño con la cabeza de un hombre viejo, que vivía en cuevas y minaba minerales preciosos (veremos más tarde que los niños irían buscando tesoros cada vez más sofisticados en las tumbas). A través de todo el periodo intermedio, él/ella sería alimentado como un feto con frutas que colgaban del árbol del invierno: la placenta, que da sangre, pequeñas burbujas rojas llenas de nutrientes en el frío invierno.

arbol navidad

placenta1
Placenta, cara fetal.

placenta2
Placenta, cara fetal.

placenta3
Placenta, cara fetal.

placenta4
Placenta, cara maternal.

arbol2

granada
Granada.

El niño confiaba esos objetos a la osa, y él (o ella) los recuperaba cuando los cachorros nacian en Yule (Navidad). Por eso él golpeaba su corazón de piedra con una pirita, una piedra de fuego, tal y como la osa lo hace al lamer a sus cchorros cuando nacen, y él encendía el fuego para revivir simbólicamente su propio corazón. En ese momento, él tomaba el nombre de su antepasado, él era él mismo de nuevo, él era una persona.

forebears8
Forebears.

forebears calvera
Forebears.

Al soplar en el fuego, él le devolvía su aliento la vida, el aire, al muerto. Él le soplaba en la boca, y también en el fémur de su antepasado, o simbólicamente en el fémur de un oso, o en… una flauta. Así, él hacía de nuevo fluir la sangre en las venas de la pierna.

Él mismo de nuevo, recibía bebidas: leche, al igual que los oseznos, y más tarde hidromiel: la leche de la osa: la osa la fabricaba con la misma miel que él le había traído en Octubre (Halloween). La miel había fermentado en la osa mientras ésta hibernaba (la fermentación del hidromiel dura unos dos meses, como el embarazo efectivo de la osa). Él comía y bebía, porque finalmente ya podía, y porque él tenía que ganar fuerzas, para convertirse en él mismo, para irse.

Esa es la razón por la cual hoy los niños pequeños tienen ositos, porque mientras tengan miedo (mientras no estén preparados para ese ritual, es decir hasta una edad de entre seis o siete años, la edad de la razón), esos ositos son sus compañeros de cubil hasta la madurez.

Ese es el porqué nos encontramos hoy las cuevas pintadas. Ese es el porqué de que las únicas huellas humanas que nos encontramos en esas cuevas sean huellas de niños (Pech-Merle: un niño de unos ocho años, Chauvet: un niño de unos ocho años), y por eso las manos son a menudo manos de “mujeres” o de “adolescentes”: las manos, que a menudo deben ser pequeñas, están pintadas, a menudo en negativo, porque representan al niño en el útero, que toca las paredes del útero,
antes de que sea liberado en Yule/Navidad, lo mismo que los arañazos del oso y las huellas de oso, hechas o bien por los osos, o simbólicamente por los humanos.

manos

Esto es el por qué de que los neanderthales usaran plumas de pájaro como ornamentos (un
hecho que puede encontrarse todavía entre los nativos americanos, descendientes directos de los híbridos
neanderthal-asiáticos, pero también en la mitología egipcia, como veremos más tarde). El pájaro tiene un papel más amplio y simbólico que discutiremos después, será nuestra transición. Eso es el por qué de que el faraón fuera llamado “el favorito de las abejas”, y ese es el por qué de que su tocado esté listado, como el vestido de la abeja y como el tocado del faisán dorado.

faraon1

faraon2

faisan
Faisán dorado.

abeja

Eso es el porqué de que los niños(!) se disfracen en Halloween como muertos, y por qué recolectan caramelos, de los cuales la osa está terriblemente deseosa. Ellos se los traerán a ella. Eso es el porqué preparas pasteles de miel en Yule/Navidad, y por qué dejas algunos para Santa Claus, que es en realidad una mujer, una madre embarazada, a la vez terrorífica y amorosa: enorme, invisible, y muy codiciosa. Muy codiciosa por los dulces, ciertamente, pero también tiene una gran
necesidad de ser alimentada, porque como se mencionó en el artículo anterior, sin una comida adecuada, no habrá nacimiento, y entonces no habrá reencarnación.

Eso es también el por qué de que decores un árbol en el equinoccio de invierno, con frutos rojos (o naranjas, las famosas clementinas). Esas son las manzanas (originalmente granadas: un fruto lleno de “coágulos de sangre”) del Jardín del Edén, esas son las manzanas de las Hespérides o la manzana roja de Blancanieves, como veremos más tarde. Esas frutas, son a la vez nutritivas y envenenadas. Nutritivas debido a que están en el útero de la osa, la única comida beneficiosa que tendrás, pero también están envenenadas porque esas frutas te harán dormir (¡o morir!), hasta tu nacimiento/despertar en Yule/Navidad. Al decorar el árbol de Yule/Navidad, estás recreando la placenta, como la osa en su madriguera y dentro en su útero, durante el embarazo.

Esto es el porqué de que los cristianos bauticen a los niños (los empapan de nuevo en agua, i.e, en el fluido amniótico, en el agua de la cueva, antes de renacer), antes de darles el nombre de una persona famosa (un santo, en este caso). Eso es el porqué de que , más en general, nuestros padres nos dén el nombre de un antepasado al que admiraban. Eso es el porqué de que Perceval no tuviera nombre, pero ya llegaremos a ese asunto más tarde…

Eso es el porqué de que a menudo nos encontremos con una piedra en forma de gota (una bifaz o punta de lanza), sobre el pecho de los esqueletos prehistóricos (primero sobre los neanderthales), enterrados en una posición fetal, por supuesto. Las piedras que faltan seguramente hayan sido cogidas. Eso es el porqué de que a veces/ a menudo falte la cabeza de los indivíduos neanderthales enterrados, y… sus fémures… (Kebara, Le Regourdou). Ese es el porqué de que la flauta más antigua descubierta hasta la fecha (la flauta neanderthal de Divje Babe, Eslovenia), esté hecha con el fémur de un osezno de las cavernas.

Posteriormente, los niños buscarán objetos sustitutivos en las tumbas, tales como artefactos de oro, máscaras, objetos útiles, etc… es por esa razón por que cual el oro se convirtió en un símbolo de riqueza, es por esa razón por la cual todavía existen las medallas de oro. En realidad, el oro representaba el honor del hombre que estaba enterrado, tal y como lo representa el honor de aquel que gana una medalla.
Un niño no desenterraría a un hombre “rico” por su oro, sino por su honor, representado por el oro. Todo esto, gradualmente cambió mucho, y el significado de las cosas se ha perdido; los síntomas han reemplazado a las causas.

Discutiremos en las secciones siguientes las pruebas y los detalles de los signos obvios (arqueológicos, históricos y mitológicos) que apoyan esta teoría, y desde luego conocerás mucho más, por supuesto.

nieve

Artículo original: 2. The womb of the Shebear, the matrix of the universe (en)

Traducido por Llew para Thulean Perspective

 
1 comentario

Publicado por en 19 noviembre 2013 en Odalismo

 

Etiquetas: , , , ,